Guía completa para elegir tus ventanas de PVC, aluminio o madera

ventanas puertas de pvc aluminio o madera

Sabemos que elegir la mejor ventanas de PVC, aluminio o madera es complicado.

Cada uno conoce muy bien sus necesidades, pero en un sector como el de las ventanas, en el cual la gran mayoría de la gente solo se mete una vez en la vida y por tanto resulta muy desconocido, se hace fundamental la confianza que pueda generar un buen profesional de la ventana y las herramientas que tengamos para informarnos correctamente.

Por ello, hoy os queremos ofrecer una completa guía para discernir entre diferentes opciones y complementos y que podáis elegir las más adecuadas ventanas de PVC.

Serie de perfiles de PVC

Habitualmente, todos los fabricantes ofrecen diferentes series de perfiles de PVC: unos más económicos y otros más prestacionales.

En nuestro caso, si lo que necesitas es protegerte de las condiciones climáticas más severas (temperaturas extremas o largos periodos de calor o frío), lograr la máxima eficiencia energética y el máximo aislamiento térmico o disponer de una solución certificada para proyectos Passivhaus, la ventana Ecoven plus s82 es tu mejor aliada. La primera ventana de PVC certificada Passivhaus en España y responsable ya de más de 1.000 hogares Passivhaus.

Por contra, si quieres cambiar tus viejas ventanas para disfrutar de un gran confort, ahorro y seguridad en tu hogar, con una solución de gran durabilidad, la única ventana con certificado de calidad N de AENOR y la máxima clasificación S II A, te recomendamos optar por la ventana Ecoven plus s70. Una ventana con altas prestaciones térmicas y acústicas y para toda la vida.

Color y acabado para tus ventanas PVC

Para poder adaptarse a cualquier estilo y reto de diseño, nuestras ventanas de PVC están disponibles en una amplia gama de más de 50 colores, tonalidades metálicas y maderas con acabado liso o texturizado.

Y, por supuesto, en nuestra más innovadora tecnología, Spectralultramate, con un tacto sedoso y una gran durabilidad y resistencia a la intemperie, al rayado y a la abrasión.

Qué puntos debes tener en cuenta para elegir tus ventanas

  • En primer lugar, debemos considerar el tipo de perfil que mejor se acomoda a nuestras necesidades: ventanas PVC, aluminio o madera.
  • En segundo lugar, el acristalamiento es un elemento fundamental para determinar las prestaciones de una ventana y su mayor orientación a resolver determinados problemas o retos.
  • También hay que definir qué tipo de apertura es la que más nos conviene en función de cómo sean nuestros espacios interior y exterior y el tipo de uso que le vamos a dar.
  • La forma de las ventanas es también un aspecto muy importante a la hora de decantarse por un fabricante u otro.
  • Cada vez más, el grado de eficiencia energética de una ventana es un elemento de decisión fundamental por su mayor contribución al ahorro, el confort y la calidad de vida de las familias.
  • Finalmente, otra de las tendencias que llegan para quedarse es la preocupación por la estética de las ventanas, llegando a convertirse en elementos decisivos para el estilo y la decoración de los distintos espacios.

Tipos de ventanas según el tipo de perfil

La perfilería es el tipo de material del que están hechos los marcos y las hojas de las ventanas (ventanas PVC). Cada material posee una serie de características y propiedades que se traducen en unos beneficios concretos para los usuarios.

Ventanas de madera

Las ventanas de madera son la opción más tradicional. La madera es un buen aislante natural y estéticamente son muy atractivas. Además, permite ser trabajada con relativa facilidad, dando lugar a verdaderas obras de artesanía.

Sin embargo, también tiene sus inconvenientes.

Es el material más caro, tanto en coste como en mantenimiento. La madera absorbe la humedad, lo que puede provocar que se hinche, se agriete y se curve, además de que se ve más afectada por la contaminación y por la exposición a los cambios de temperatura y a la luz del sol.

Esto afecta a sus propiedades de aislamiento térmico y acústico. Además, a pesar de ser un material natural, la producción de ventanas de madera ocasiona la tala de numerosas extensiones de bosques y la consecuente afectación al medioambiente.

Ventanas de aluminio

Las ventanas de aluminio se ofrecen en una amplísima gama de colores y de acabados, foliados o lacados.

Sin embargo, como metal, el aluminio es un buen conductor de la energía, por lo que sus propiedades de aislamiento y su eficiencia energética son más reducidos que los de otros materiales. Además, este hecho se une a la necesidad de atornillar las esquinas por ser imposible soldarlas herméticamente, con la consiguiente entrada de aire y de ruido.

Para contrarrestarlo, en la actualidad las ventanas de aluminio de alta gama se diseñan con una Rotura de Puente Térmico: una separación de plástico que se coloca en la zona central de los perfiles para reducir la entrada de frío y las pérdidas de color.

Otro de sus puntos fuertes es la amplia gama de perfiles y complementos accesorios y la facilidad para ser trabajado, aunque a costa de un precio más caro.

Y, finalmente, el aluminio es un metal muy ligero y resistente pero tiene tendencia a generar condensación y a rayarse, quedando expuesto a la oxidación y la corrosión.

Ventanas PVC

Hace ya más de 30 años comenzó a dar sus primeros pasos en Europa por sus mayores propiedades de aislamiento y eficiencia.

El PVC, una resina compuesta en un 57% de sal común, fue el último material en añadirse a esta lista. Hoy, es el presente y el futuro de las ventanas.

Las ventanas de PVC se caracterizan por su excelente aislamiento térmico y acústico, ya que, además de por el PVC en sí mismo, se diseñan y se extrusionan con varias cámaras de aire internas, añadiéndose en el caso de las ventanas Ecoven plus un refuerzo de acero galvanizado en todos los perfiles.

Es un material de altísima durabilidad y muy bajo coste de mantenimiento, sólo se necesita agua y jabón, ya que es inmune a la contaminación y muy resistente a la condensación y a las inclemencias del clima. El color se mantiene estable con el paso del tiempo y, gracias a las nuevas tecnologías de foliado, se pueden realizar en una amplia gama de colores y de acabados madera y metálicos, lisos y texturizados, además de en el novedoso acabado ultramate Spectral, una gran revolución para las posibilidades estéticas de las ventanas.

Otra de sus grandes ventajas es su capacidad de reciclarse al 100% y su menor impacto medioambiental en el proceso de fabricación: según un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña, las ventanas de PVC son un 45% más eficientes que las de aluminio y un 15% más que las de madera en la reducción de emisiones de CO2 a la atmósfera.

Tipos de apertura de ventanas PVC

Las ventanas de PVC se ofrecen en diferentes tipos de aperturas para responder a las distintas necesidades y objetivos que se persiguen en cada proyecto concreto. Los tipos más habituales son:

  • Las ventanas fijas son aquellas que sólo se componen de un marco acristalado. Es decir, no permiten su apertura, sólo el paso de la luz y la energía, en mayor o en menor medida.
  • Las ventanas batientes, abatibles o practicables son aquellas que permiten la apertura de una o dos hojas que giran sobre los marcos laterales. Podríamos decir que es la ventana más tradicional.
  • Las ventanas oscilantes, basculantes o proyectables son muy similares a una ventana batiente, con la diferencia de que las hojas no giran sobre los marcos laterales, sino sobre el marco inferior (ventana basculante, que se abre por arriba) o sobre el superior (ventana proyectable, que se abre por abajo).
  • Las ventanas oscilobatientes son el tipo de ventanas más habitual hoy en día. Combinan las dos anteriores: una ventana cuyas hojas no sólo se abren girando sobre los marcos laterales, sino que poseen una tercera posición de manilla -habitualmente hacia arriba- que permite el giro sobre el marco inferior para dejar la hoja abierta por su parte superior, permitiendo una buena ventilación
  • Y las ventanas deslizantes, que son aquellas cuyas hojas se abren deslizándose sobre un sistema de herraje, hacia la derecha o hacia la izquierda, normalmente en paralelo a la pared y no perpendicularmente a esta. Dentro de las ventanas deslizantes encontramos las ventanas correderasventanas paralelas y ventanas elevadoras o elevables.

Cajón de persiana

También en el caso de los cajones de persiana hay diferentes tipos y modelos, diseñados para satisfacer necesidades concretas:

  • Si buscas un cajón resistente y duradero, con buenas cualidades de aislamiento térmico y acústico y disponible en una amplia gama de acabados para adaptarse a tus ventanas y al estilo de tu hogar, te recomendamos nuestro cajón Ecoven plus.
  • Si, además, quieres que incorpore una mosquitera, que se integre con el cajón para quedar extra protegida, puedes optar por el cajón de persiana Ecoven plus MoMo.
  • Y si lo que necesitas es una solución de altas prestaciones, apta para proyectos de casa pasiva y Passivhaus gracias a sus excepcionales cualidades de aislamiento térmico y acústico, no hay mejor sistema que el Vekavariant 2.0.