Cerramientos

Cerramientos plegables

Al abrirse, en este tipo de cerramientos, las distintas hojas de la estructura se pliegan unas sobre otras en un lateral. De este modo se aprovecha todo el espacio de la ventana quedando abierto completamente y las hojas ocupan solo el espacio en el lateral.

Cerramientos deslizantes

Es un sistema a medio camino entre los cerramientos plegables y las cortinas de cristal. Las distintas hojas del cerramiento se deslizan por una guía hasta uno de los extremos, donde quedan plegados. A diferencia de las cortinas de cristal, este sistema si cuenta con perfiles, permitiendo guardar algunas hojas y otras no a conveniencia.

Cerramientos completos sin obras

Son estructuras más complejas, parecidos a los invernaderos, que permiten disfrutar de la sensación de estar al exterior sin tener que pasar frío o mojarse cuando llueve. Son especialmente recomendables para zonas de climas fríos y húmedos.

Información adicional